Acabo de regresar de un viaje por la Toscana, que ha incluido como es de esperar una visita a su capital, Florencia. Aquí, lejos de los populares circuitos turísticos, hay una visita que no por desconocida deja de ser interesante: la casa de Dante. Aunque como ya veremos, hay mucho más. Los pocos que se acercan se limitan a ver la vivienda obviando la iglesia casi contigua y la historia que encierra así como uno de los mejores “restaurantes” de la ciudad que se encuentra a escasos metros.

Dante Alighieri fue un poeta italiano del siglo XIII, quizás el florentino más conocido y uno de los grandes escritores de la literatura universal, como es prueba de ello su “Divina Comedia”.

Pues en el centro de Florencia, en la via Santa Margherita, a escasos metros del Duomo se encuentra la casa en la que el escritor nació allá por 1265. Hoy en día es un museo (de 10 a 17h, 4€) que muestra material de la vida de Dante así como de la época.

home-museo-casa-di-dante

Es en esa casa y en esa calle donde Dante corría a los 12 años cuando se tuvo que casar forzosamente con Gemma Donnati. Sin embargo, Dante no pudo amarla, y es que él había entregado ya su corazón a una chica de las cercanías a la que veía pasear por Santa Margherita, a Beatriz Portinari. Cuenta la leyenda que solo llegó a hablar con ella dos veces, aunque esto no impidió que la amara locamente hasta el punto de que fuera su inspiración para la Divina Comedia. Sin embargo, Beatriz tuvo que casarse también de manera concertada con un importante banquero, por lo que todo sueño de Dante desapareció repentinamente. La desgracia quiso que Beatriz falleciera a los 24 años, quien sabe si de amor.

Lo bonito de la leyenda y lo curioso de la visita, es que se enterró a Beatriz en una iglesia en la misma vía Santa Margherita, apenas a 20 metros de la casa de Dante. La iglesia (entrada gratuita) parece de todo desde fuera menos un templo; sin embargo, dentro se encuentra tal y como estaba hace más de 500 años, con música clásica que da un gran ambiente, y con la tumba de Beatriz según se entra a mano izquierda. Lo más especial es que la amada de Dante se ha convertido en una especie de inspiración, y al igual que Julieta en Verona, los enamorados vienen a este lugar y le dejan cartas de amor imposibles a Beatriz sobre la tumba.

chiesa-di-santa-margherita

Una vez visitadas casa e iglesia, es casi obligatorio parar en una puerta contigua a la iglesia, con pinta de todo menos de restaurante que se llama Da´Vinattieri, un… sitio embriagado del ambiente dantesco en el que sirven una de las mejores tripas a la florentina y lampedrotto (cuarto estómago de la vaca), acompañado de un vino de la casa en vaso de plástico por 2 euros; aunque no hay ni mesas, solo dos taburetes en el callejón.


da-vinattieri

 

 

 

 

Anuncios